El Ayuntamiento de Cuernavaca, Morelos, ocupado en la calidad y eficiencia del servicio prestado por los funcionarios públicos cuya encomienda es la de atender, gestionar y solucionar las peticiones de los Cuernavacenses, ha ejecutado acciones tendientes a prevenir y combatir la corrupción; así como a fomentar y procurar la rendición de cuentas y la participación ciudadana, lo cual se realiza a través de la transparencia en el manejo de recursos y la aplicación de medidas que fomentan la agilización de trámites  y servicios.   De igual forma, y de manera coordinada con la sociedad, se integran comités de participación, los cuales tienen como finalidad la supervisión de obras y servicios que realiza esta administración municipal.

Cabe destacar que una de sus acciones básicas es la práctica reiterada de auditorías administrativas, financieras y de legalidad a todas las Dependencias y Secretarías de este Ayuntamiento, con el objetivo de garantizar que los servidores públicos realicen su encomienda bajo los principios de legalidad, honestidad, responsabilidad y eficiencia.
     
En consecuencia de lo anterior,  la Contraloría Municipal atiende todos aquellos asuntos en los que se hace de su conocimiento cualquier situación  que pudiera derivar en una responsabilidad administrativa, para lo cual y a efecto de garantizar los derechos humanos de los denunciados, apertura las investigaciones correspondientes y, en su caso, los procedimientos de responsabilidad administrativa; así mismo, en los casos procedentes emite las medidas preventivas que eviten la consumación de actos que atenten contra la administración municipal, dictando las directrices que permiten perfeccionar el servicio encomendado en las diferentes áreas.   Siendo que la responsabilidad compartida es un valor importante, que permite propiciar cambios positivos en aras de un desarrollo integral en el marco del respeto a los derechos humanos, se ha realizado una constante capacitación a los servidores públicos sobre valores y principios éticos, que permiten la disminución de irregularidades en el servicio encomendado.